Oración a la Virgen de Fátima

oracionavirgendefatima 12444

Muchas veces nos quedamos con las manos atacas cuando vemos que el Señor no responde a nuestras plegarias. Esto puede ocurrir, pero no es motivo de angustiarnos, sino hacer lo que se realiza cuando un niño no cumple las normas, es decir hablar con su mama.

Si bien Dios jamás incumplirá una norma, por el ejemplo puesto anteriormente, si obedece sin oposición a su preciosísima mama, como lo hizo en las bodas de Caná de Galilea, donde transformó el agua en vino, debido a que este se habías terminado y si el la fiesta no podía seguir.

Oración a la Virgen de Fátima

Oh Virgen Santísima, Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños;
yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros:
Madre mía, llevadme al Cielo.
Confiando en vuestro amor,
os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva,
inteligencia para conocerle y amarle,
paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos,
y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Madre mía también os pido por mis padres,
para que vivan unidos en el amor;
por mis hermanos, familiares y amigos,
para que viviendo unidos en familia
un día podamos gozar con Vos en la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores
y la paz del mundo; por los niños,
para que nunca les falten los auxilios divinos
y lo necesario para sus cuerpos,
y un día conseguir la vida eterna.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria

Oh Madre mía, sé que escucharás,
y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida,
pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús.
Amén.

¡Madre mía, aquí tienes a tu hijo, sé tu mi Madre!
¡Oh dulce Corazón de María, sed la salvación mía!

La Virgen de Fátima es una de las advocaciones marianas más célebres. Como no serlo, pues ella se apareció a tres pastorcitos en lo que hoy es Fátima, Portugal y les dio varias revelaciones y muestras de su amor, unas de ellas, mostrar cómo danzaba el sol, lo que verdaderamente no tenía ningún objetivo, pero claramente demostraba la omnipotencia del Altísimo.

Dios es gigante, poderoso, indestructible y capaz de realizar fácilmente hasta la obra más difícilque siquiera podemos imaginar, de la formamás sencilla. Aunque en ocasionesno responde de manera adecuada o es difícil que nuestra súplica llegue a Él. Igual que fue difícil que el paralítico se pusiera frente suyo, aunque tanta era la fe de sus seres queridos que descendieron sobre un techo a este hombre y al Señor no le quedó más remedio que sanarlo.

Tú puedes ser hoy quienesté sano o libre de alguna situación o circunstancia que te turbe actualmente, por ello no dejes de invocar a la Virgen de Fátima y veras como intercede ante su hijo, para favor de todas y cada una de nuestras necesidades. Así como por los pecados que hemos cometido, pero eso sí, que estemos arrepentidos con todo el corazón.

Virgen de Fátima, ruega por nosotros y no nos desampares en ningún instante.

Como orar a Dios para que me escuche

comooraradiosparaquemeescuche 9923

Cómo orarle a Dios correctamente

Una oración a Dios es algo sumamente poderoso, que no debe tomarse a la ligera. Muchas personas se preguntan cómo orarle a Dios para ser escuchadas, pero esa quizá no sea la pregunta correcta. Las oraciones para diosito deberán tener una proporción de peticiones, claro, porque todos en la vida necesitamos cosas, pero también es necesario tomarse el tiempo para orar por Dios, para agradecer y ser humildes. Las oraciones de fe, para clamar a Dios, son las que más se necesitan. Ya sea por la noche o por la mañana, hay que dar gracias a Dios en todo momento. Para ser escuchados, para ser amados, para ser comprendidos por Dios, no debes perder nunca el contacto con el Señor.

como orar a dios

Muchas veces las situaciones se ponen seriamente complicadas o tal vez no sean de una envergadura mayor, pero la ayuda del altísimo es importante, con el fin de poder lograr la salvedad y gracia que tanto se desea. Por eso muchas personas tienen la duda de como orar a Dios para que los escuche y la respuesta es muy simple.

oracion a dios

Dios nunca deja de oír a sus siervos, aunque en ocasiones no responde rápidamente o de manera eficaz, por ello es necesario tener algunos intercesores que estén día y noche al lado del trono del Altísimo, clamando por nosotros para recibir esa gracia que tanto necesitamos.

Cristo no dejo de oír a su pueblo, aunque era verdaderamente difícil hablar con él en medio de tantas personas que querían hacerlo en una multitud, por esta razón, el Salvador curo a muchos enfermos e hizo grande obras, pero también algunos quedaron sin ponerse en frente de él, este trabajo le quedó a los apóstoles, que siguieron su legado y hoy también nos pueden ayudar clamar a quien en este momento fue su maestro, el Carpintero de Galilea. Orar a Dios no debe ser algo forzado ni complicado, sino algo que sale de nosotros mismos, de lo que tenemos adentro, porque Dios es nuestra alma y nuestro cuerpo.

orar a dios para que me escuche

La Virgen María puede resultar ser una mujer muy útil para recibir la gracia del Creador, pues ¿quién no ama a su madre en este mundo? Pero aquí resulta especial, pues ella fue quien fue elegida por el Hijo del Hombre para ser su madre, así que si un hijo común obedece sin remedio a su mamá, cuanto más a aquel hombre que pisó la Tierra hace dos mil años, claro ejemplo fue en las bodas de Caná de Galilea, cuando convirtió el agua en vino.

clamar a dios

Como orar a Dios para que me escuche no es la pregunta. La pregunta podría ser, ¿cómo hacer que las manos del Señor se muevan en mi favor? Pues ya vimos como los intercesores suplican por nosotros. Te instamos a que le hagas una oración a Dios en este mismo momento, pero no para pedir por ti, sino para agradecerle a Él, que te da todo.

Oración a Francisca Duarte

Consigue se hagan realidad tus anhelos con el sagrado poder de esta oración a Francisca Duarte, humilde mujer que dedico su vida al servicio de todo aquel que en su camino por el mundo terrenal se cruzó, sin pedirles nada a cambio, siempre feliz. Acción que la hizo ser muy apreciada por todos los que le conocieron y fueron por ella de una u otra manera ayudados.
Conforme pasaron los años desde el fallecimiento de Francisca Duarte, quienes por su tumba pasaban por circunstancias diversas, contaban le habían visto, y que ella (tal como fue en vida), les ayudaba y concedía milagros que si bien no le habían pedido, sabían eran lo que su corazón quería y quedaban sumamente agradecidos.
Pídele a ella con mucha fe lo que quieres te conceda a través de su poderosa oración y tras cada plegaria, reza un Padrenuestro.

Laboriosa Ánima de Taguapire,
Mujer Sagrada y ejemplo de virtudes entre todas las mujeres
Que dedicaste tu vida a auxiliar las necesidades de tus semejantes
con tu humilde pimpina de Agua fresca,
con pequeñas pero significativas provisiones de alimentos
para renovar las agotadas fuerzas de los caminantes
con quienes te topabas por los senderos
y que dedicaste tu vida a transmitir amor por doquier
sin pedir a cambio nada.
Yo, (Tu nombre completo) suplico tu ayuda e iluminación
para seguir en este mundo de tortura;
Concedeme, Misericordiosa Francisca Duarte,
la gracia de (Hacer petición)

Tú, Francisca Duarte, que moriste al píe de un taguapire
y desde el cumpliste muchos milagros
Yo (Tu nombre completo) te pido me resuelvas (Repetir petición)
para que pueda yo estar en paz espiritual y física.

(Se repite 3 veces la última parte)

Yo, (Tu nombre completo) suplico tu ayuda e iluminación
para seguir en este mundo de tortura;
Concedeme, Misericordiosa Francisca Duarte, la gracia de (Repetir petición)
Amén.

Oración a Fray Leopoldo

oracionafrayleopoldo 8032

Solo tú Señor conoces los corazones de los hombres, sólo tú sabes qué necesidad aguarda nuestro ser, por ello es importante no desesperarnos y angustiarnos por las cosas del mundo, ya que Dios tiene un inmenso poder, que por lejos supera cualquier que nosotros necesitemos.

Un caso de gran intercesor es el Fray Leopoldo, en toda España existe gran devoción con este hombre, que en vida ayudó mucho a los más necesitados, por esta razón el comprende bien lo que te puede aquejar y ante el trono de Dios intercederá para que tu salgas de la prueba lo más pronto posible.

No importa si es un diagnóstico médico irreversible, deuda inmensa, problemas legales inminentes. Dios tiene el poder y quizá en ocasiones no responden en el momento, pero para esto tenemos nuestros intercesores, como lo fue su Madre en las bodas de Caná de Galilea, haciéndolo reponer el vino acabado, aunque él no quería.Así mismo hará el Fray Leopoldo con esa necesidad que tanto te aqueja.

Dios es compasivo y misericordioso y desde el madero de la cruz lo demostró, entregando hasta la última gota de sangre para que todas las personas tengan la oportunidad de vivir eternamente, y una de esas personas eres tú.  Así que no llores más, seca las lágrimas y no pares tu vida por preocuparte, cierra los ojos e invoca el nombre del Fray Leopoldo y exponle todo cuanto te turba, luego abandona y olvida tu problema al máximo y veras como la gloria de Dios se manifiesta mucho antes de lo que esperabas.

Cristo nos coloca siempre una condición y tal vez la única para realizar sus obras, que es tener fe, es decir tener plena certeza que algo va a suceder sin haberlo visto. Por ello abandona lo más que pueda y será cuando la obra descienda desde el cielo.

Preparar la oración:

Para llevar adelante esta invocación se recomienda, aunque no sea obligatorio, encender una vela de color blanco. Esto dará protección y, si bien podemos prescindir de la vela, le recomendamos a todos que lo hagan. También recomendamos hacer una vaporización de perfume de rosas. Cuando se recita la cabeza de tener una leve inclinación. Cuando se termina la oración se hace la señal de la cruz, así es cuando debe pensarse la petición y solamente la petición, es decir poner nuestra mente en blanco para todas aquellas cosas que no correspondan a lo que estamos pidiendo.  Quedamos en paz algunos segundos y se apaga la vela que se encendió en un comienzo.

Oración a Fray Leopoldo

Oh, Dios que dijiste: “El que se humilla será ensalzado”, vuelve los ojos de tu misericordia a las virtudes que practicó tu fiel siervo Fray Leopoldo y haz que también nosotros vivamos humildes y puros en tu santo servicio. Concédenos por su intercesión la gracia que te pedimos, si es de tu divino agrado. Amén.

Jaculatoria

¡Pastora divina de las almas! Por la filial y tierna devoción que te profesó Fray Leopoldo, dígnate interceder ante la Santísima Trinidad para obtener la gracia que te pedimos. (Tres Avemarías).

Oración a Dios Padre para un Milagro

Oración para un milagro

En tus manos, Padre Celestial, pongo mis necesidades. Veremos como pedirle a Dios un milagro imposible por medio de la oración. La oración es la herramienta que nos permite comunicarnos con el Señor, Él nos escucha, nosotros oramos por Él. Si estás desesperado o desesperada y necesitas un milagro urgente, no vas a conseguirlo en otro lugar y de otra forma más que hablando con quien nos ha creado a todos.

Mis necesidades son siempre resueltas por Dios porque así como Él cree en mi, yo creo en Él todos los días. No sólo cuando las cosas me van bien, sino más aun cuando van mal. Cuando todo está perdido, cuando creo que no hay esperanza, es cuando más confío en Dios. No porque quiero que me salve o rescate, sino por el amor inmenso que le tengo.

Gracias Señor, todas las oraciones milagrosas que realicé fueron cumplidas con creces. Padre amado sólo te pido todo tu amor. Soy todo corazón para vos, te digo mil veces gracias.

Oración de poder para obtener un milagro de Dios

Muchas son las necesidades que día tras día tenemos como seres humanos, una gran cantidad de ellas escapan a nuestras posibilidades y sin dudas la mayoría de las personas se resignan a no tener como escapar, dejando que enfermedades, deudas y situaciones inminentes se afiancen en ellos y no los dejen libres. Pero la mayoría a pesar de creer en Dios, no cree en los milagros.

Si a Dios algo le desagrada es nuestra duda, y cuando nos resignamos a sufrir un mal y no hacer nada, le damos un gran dolor, al Él ver que no tenemos en cuenta su poder sobrenatural.

Cristo fue el que resucitó a Lázaro, sin importar que este tuviera 4 días muertos y oliera a podrido, Cristo convirtió el agua en vino, Cristo destapó los oídos de quien se lo pidió, Cristo devolvió la visión a Bartimeo, quien también fue el primero en llamarlo “Hijo de David”, pero algo tuvieron en común todas estas personas que recibieron el milagro y es que confiaron, por ello no dudes del poder de Dios.

Un milagro se define como un hecho sobrenatural que no tiene explicación. Por ello pon ante los pies de la Santa Cruz y la Sangre Poderosa de Cristo,  coloca  tu enfermedad sin importar el diagnóstico médico, la deuda que no tienes como pagar, esa discusión que te meterá en un gran lío. Dios te sanara, te salvara, te sacará de este tormento.

En la historia de la Biblia el Señor hizo enormes prodigios, por medio de grandes profetas, como Elías con su manto y Eliseo con tantas obras, así que no temas, Dios es el mismo ayer y hoy. El Señor no se muda, pídele de todo corazón esa gracias, que quizá ni siquiera tengas idea de cómo solucionarla, y veras que el Señor se manifestara. Eso sí, confía en el Señor de todo corazón.

Una oración milagrosa por lo imposible

Padre, vengo a ti hoy con fe tan pequeña que no veo el camino. Quiero creer que eres capaz de hacer más de lo que nunca imaginé. Quiero caminar por fe y no a la vista. Dios, por favor, trae un milagro a mi vida. Sé que puedes hacer lo imposible en mi vida y confío en tus promesas. Gracias por ser un Dios que ve y escucha todas mis necesidades.
En el nombre de Jesús, amén.

Oración de un milagro agradecido

Padre Celestial, gracias por responder a mis oraciones y hacer milagros en mi vida todos los días. Sólo el hecho de que me levante esta mañana y pueda respirar es un regalo de Ti. Ayúdame a nunca dar por sentado mi salud y a mis seres queridos. Ayúdame a permanecer siempre en la fe y mantener mi enfoque en Ti cuando surjan circunstancias inesperadas.
En el nombre de Jesús, Amén.

Oración para pedirle un milagro a Dios

“Querido Dios, gracias que me amas y quieres evitar que dependa de otras cosas en vez de ti. Perdóname por haber dependido de mi trabajo y de otras personas en vez de de ti. Gracias por no haberme olvidado. Señor, los días venideros pueden ser un poco atemorizantes a veces, pero ahora entiendo que el camino hacia un milagro es a través de un territorio incómodo. Ahora entiendo que la fuente de un milagro será inesperada, así que no debería tratar de entenderlo. Debería confiar en ti. Cuando me digas qué hacer, y no siempre tiene sentido, seguiré haciendo lo que tú quieres que haga. Ayúdame a recordar que eres todo lo que necesito y que allí donde tú me guíes, tú me proveerás. Quiero aprender a confiar en ti un día a la vez. Quiero seguir tu camino, no el mío. Quiero seguirte, y te pido que me salves y vengas a mi vida. Reclamo tu promesa de que si confío en ti, cubrirás mis necesidades.
Rezo esto en el nombre de Jesús. Amén

Oración a Dios en momentos difíciles

Oración a Dios en momentos de angustia

Para momentos difíciles y desesperados, para esos momentos en que la pareja no va bien, el trabajo no es satisfactorio, la salud no se hace presente y gana la enfermedad. Para todas aquellas situaciones complicadas de la vida, es que a continuación verán una hermosa oración a Dios en momento difíciles.

Una oración poderosa es la que pone en contacto directo a Dios con la persona y la que lleva a la consecución de objetivos. Son tiempos difíciles los que corren, la economía no va bien, hay muchos conflictos sociales y demás. Pero como humanidad vamos aprendiendo y tratamos de mejorar cada día. Y esto sólo lo podremos hacer con el Señor, apreciando la vida, con su poder cambiará nuestra situación. Por eso le agradecemos a Dios, a Jesús y pedimos su misericordia.

Oración en tiempos difíciles

El Altísimo  no se muda, él siempre está presente y nunca es ajeno al dolor humano. La oración a Dios en momentos difíciles, es un arma que tiene el ser humano, para vencer toda prueba, circunstancia o tribulación en nombre del Rey de Reyes.

En la vida momentos como la pérdida de un ser querido, más si es inesperada, una enfermedad que sea muy complicada, robos, estafas y un gran número de realidades, conforman el abanico de posibilidades existentes que pueden presentarse como situaciones difíciles.

No os preocupes y orad sin cesar, eso dice Cristo, aunque humanamente es casi imposible dejar de lado la situación que se vive de momento, Jesús siempre a nuestro costado, no solo para ayudarnos a cargar su cruz, sino para glorificarse en esa situación que tanto a ti como a los tuyos les turba.

Siempre recuerda, él Señor es el mismo que abrió el Mar a Israel para huir de Egipto, el mismo que derribó las murallas de Jericó para que los Israelitas pudieran volver a su tierra, el mismo que hizo tener leche y miel a aquellos que no creyeron en medio del desierto, el mismo que hizo caer diez plagas sobre Egipto para que el faraón liberara a su pueblo, sólo por mencionar algunas hazañas que el Creador ha logrado. Por ello no temas que su poder sobrepasa mucho más allá de lo imaginable, así que tu situación es pan comido para el Señor.

Deja que Cristo Jesús te acompañe hoy y no olvides él tiene el poder, gloria y majestad para sacarte de esta situación y aunque parezca muy difícil e inminentemente derrotadora, allí está el Salvador para tu favor.

La oración a Dios en momentos difíciles, es un arma mortal para los problemas y de gran eficacia para quien lo invoca. No temas Cristo está contigo.

Oración para tiempos difíciles

Espíritu Santo, Dios de Amor,
mírame en esta circunstancia difícil
en que se encuentra mi vida
y ten compasión de mí.
Confiadamente acudo a Ti,
pues sé que eres Dios de bondad
y manantial de amor.

Vengo a Ti, pues sé que no hay nada
que no lo pueda lograr tu misericordia infinita.
Acepto tus insondables designios,
aunque no los comprenda.
Me abrazo a ellos con aquel fervor
y generosidad con que Cristo
aceptó el Misterio del dolor en su vida.

Humildemente te pido,
me des la gracia de superar esta situación difícil,
en este momento de mi existencia,
y que esta prueba, lejos de separarme de Ti,
me haga experimentar con mayor plenitud
la omnipotencia de tu amor que limpia, santifica y salva.

Hágase en mí Tu Divina Voluntad. Amén.

Oración para superar momentos difíciles

Señor, te agradezco que Tú eres el Dios de lo imposible. Puedes hacer cualquier cosa. Quiero confiar en Tu habilidad y no en la mía. Enséñame a ver las dificultades en mi vida desde Tu perspectiva. Ayúdame a concentrarme en Ti y en Tu poder. Quiero ser como Josué y Caleb, que creyeron en un buen informe y se concentraron en Ti incluso en circunstancias difíciles. Mi responsabilidad es leer cuidadosamente, confiar y obedecer Tu Palabra. Hoy traigo delante de Ti esta dificultad en mi vida [Nombre una situación dura a la que te enfrentas ahora mismo]. Ayúdame a no temer, sino a confiar en Ti en esta situación. Declaro mi fe en Tu habilidad para cumplir tus promesas. Lucharás por mí y ganarás las batallas en mi vida. Eres poderoso, poderoso, justo y verdadero.

No tengo nada que temer de Ti a mi lado. Seré fuerte y valiente incluso en tiempos difíciles. No me aterrorizaré ni me desanimaré, porque el Señor mi Dios estará conmigo dondequiera que vaya. Nunca me dejarás ni me desampararás. No necesito entenderlo todo. Ya conoces el mejor plan para mi vida. No intentaré ningún método hecho por el hombre para hacer sólo lo que Tú puedes hacer. Muéstrame tu poder sobrenatural. Enséñame a caminar por fe y a orar oraciones de gran alcance. Yo elijo tener fe en Tu habilidad para romper cualquier obstáculo en mi vida. Al igual que Josué, Tú me darás la tierra y todos los lugares donde mis pies pisan. “A través de ti empujamos a nuestros enemigos; a través de tu nombre pisoteamos a nuestros enemigos. No confío en mi arco, mi espada no me da victoria; pero tú nos das victoria sobre nuestros enemigos, avergüenzas a nuestros adversarios. En Dios nos gloriamos todo el día, y alabaremos tu nombre para siempre”.

“Señor, tú me has dado mi porción y mi copa; has asegurado mi suerte. Los límites han caído para mí en lugares agradables; ciertamente tengo una herencia deliciosa. Alabaré al Señor, que me aconseja; aun de noche mi corazón me instruye. He puesto al Señor siempre delante de mí. Porque él está en mi mano derecha, no me sacudirán. Por lo tanto, mi corazón se alegra y mi lengua se regocija; mi cuerpo también descansará seguro, porque no me abandonarás al sepulcro, ni dejarás que tu Santo vea decaer. Me has hecho conocer el camino de la vida; me harás gozar en tu presencia, con eternos placeres a tu diestra “.
En el nombre de Jesús, amén.