Oración más antigua al Espíritu Santo: Protección