Oración a Fray Leopoldo

Solo tú Señor conoces los corazones de los hombres, sólo tú sabes qué necesidad aguarda nuestro ser, por ello es importante no desesperarnos y angustiarnos por las cosas del mundo, ya que Dios tiene un inmenso poder, que por lejos supera cualquier que nosotros necesitemos.

Un caso de gran intercesor es el Fray Leopoldo, en toda España existe gran devoción con este hombre, que en vida ayudó mucho a los más necesitados, por esta razón el comprende bien lo que te puede aquejar y ante el trono de Dios intercederá para que tu salgas de la prueba lo más pronto posible.

No importa si es un diagnóstico médico irreversible, deuda inmensa, problemas legales inminentes. Dios tiene el poder y quizá en ocasiones no responden en el momento, pero para esto tenemos nuestros intercesores, como lo fue su Madre en las bodas de Caná de Galilea, haciéndolo reponer el vino acabado, aunque él no quería.Así mismo hará el Fray Leopoldo con esa necesidad que tanto te aqueja.

Dios es compasivo y misericordioso y desde el madero de la cruz lo demostró, entregando hasta la última gota de sangre para que todas las personas tengan la oportunidad de vivir eternamente, y una de esas personas eres tú.  Así que no llores más, seca las lágrimas y no pares tu vida por preocuparte, cierra los ojos e invoca el nombre del Fray Leopoldo y exponle todo cuanto te turba, luego abandona y olvida tu problema al máximo y veras como la gloria de Dios se manifiesta mucho antes de lo que esperabas.

Cristo nos coloca siempre una condición y tal vez la única para realizar sus obras, que es tener fe, es decir tener plena certeza que algo va a suceder sin haberlo visto. Por ello abandona lo más que pueda y será cuando la obra descienda desde el cielo.

Preparar la oración:

Para llevar adelante esta invocación se recomienda, aunque no sea obligatorio, encender una vela de color blanco. Esto dará protección y, si bien podemos prescindir de la vela, le recomendamos a todos que lo hagan. También recomendamos hacer una vaporización de perfume de rosas. Cuando se recita la cabeza de tener una leve inclinación. Cuando se termina la oración se hace la señal de la cruz, así es cuando debe pensarse la petición y solamente la petición, es decir poner nuestra mente en blanco para todas aquellas cosas que no correspondan a lo que estamos pidiendo.  Quedamos en paz algunos segundos y se apaga la vela que se encendió en un comienzo.

Oración a Fray Leopoldo

Oh, Dios que dijiste: “El que se humilla será ensalzado”, vuelve los ojos de tu misericordia a las virtudes que practicó tu fiel siervo Fray Leopoldo y haz que también nosotros vivamos humildes y puros en tu santo servicio. Concédenos por su intercesión la gracia que te pedimos, si es de tu divino agrado. Amén.

Jaculatoria

¡Pastora divina de las almas! Por la filial y tierna devoción que te profesó Fray Leopoldo, dígnate interceder ante la Santísima Trinidad para obtener la gracia que te pedimos. (Tres Avemarías).

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies