Oración a la Sangre de Cristo por los hijos

El Creador del Universo decidió entregar a su hijo en la cruz para poder salvar al mundo entero. Jesús de Nazaret decidió padecer de esta horrible muerte y tortura con el objetivo de librar al mundo del pecado. Gracias al sacrificio del Hijo del Hombre, hoy podemos tener la plena certeza de que al morir iremos al lado del Padre, si hemos ganado ese derecho con nuestras obras.

Al lado de cada uno de sus pasos desde que lo apresaron, hasta el calvario estuvo su Madre, María Santísima, quien con una fortaleza inmensa observo la pasión de su adorado hijo. La sangre derramada por nuestro Salvador sin dudas su madre la tuvo presente y esa sangre es la que hoy cuida a cada uno de tus hijos.

Quizá tengas hijos metidos en malos pasos, en la guerra, en situaciones verdaderamente difíciles, y sabes que estar vivos es cuestión de cada mañana, por ello invoca el poder del creador del Universo y que por medio de la sangre de Cristo, muestre su misericordia y aunque allá mil de sus enemigos a la izquierda y mil a la derecha, no caerá nunca en mal.

Sangre del Salvador del mundo, cubre a cada uno de mis hijos, mis hijas que están en aquella situación difícil que tú sabes, hazte participe de cada momento que ellos están en peligro y demuestra tu gloria y majestad sin dejarlos caer, a pesar que el momento sea inminente.

No dudes del poder de la sangre de Cristo.Recuerda siempre que la Sangre de Cristo tiene poder y la oración para los hijos, es un gesto verdaderamente noble que tu como madre o padre debes hacer, para que la fuerza del Altísimo se acentué sobre lo que más amas, es decir tus hijos.

Oración por protección para los hijos

Gracias Dios por mis hijos,
por sus preciosas vidas
hoy te pido que los protejas del mal,
que seas un escudo alrededor de ellos,
que sean librados de peligros,
de personas con malas intenciones,
malas palabras y mala reputación.

Señor, que tus ángeles cuiden a mis hijos,
protégelos de toda enfermedad
o virus del ambiente,
que haya un cerco protector
dondequiera que vayan,
cuando entren o salgan del hogar sean bendecidos,
cúbrelos con tu sangre preciosa
que derramaste en una cruz para salvación.

Señor, que mis hijos busquen hacer lo que es correcto,
que sus pies no los lleven a lugares de maldad,
guarda sus mentes de pornografía, de necedades,
de planear el mal contra otros,
líbralos de vivir en falsedad y en mentiras.

Gracias Señor por amar a mis hijos
y por escuchar mi oración.
Con todo mi corazón te alabo
y te bendigo porque eres mi Dios y mi salvador.
Amén.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies