Oración a San Expedito rezar nueve días

Mi bondadoso San Expedito,
celestial espíritu de las causas justas y urgentes,
Te ruego intercedas por mí
ante Nuestro Amado Señor Jesucristo,
para que te permita acudir a mi auxilio
en este momento de angustia y desesperanza
que siente mi ser.

Mi San Expedito, tú, Santo guerrero,
tú, Santo de los afligidos,
tú, Santo de los Desesperados,
tú, Santo de las causas urgentes ¡Escucha mi suplica!
Protégeme e inunda mi ser con perenne fuerza,
coraje y serenidad
¡Atiende mi pedido, Poderoso San Expedito!
(Decir la petición que se requiere con urgencia)
Mi San Expedito,
ayúdame a superar estas horas difíciles
que se han presentado en mi vida,
Resguardarme de todo lo que pueda perjudicarme
y de todos los que quieran dañame,
Ampara a mi familia y atiende mi petición
con la sagrada virtud que Dios te ha dado
de conceder favores de urgencia que a ti son clamados,
trae de vuelta a mí, la Paz y la tranquilidad
que ansía mi alma
¡Mi San Expedito! A ti, por siempre estaré agradecido
por tu favor concedido,
y propagaré a donde vaya tu nombre
a todos los que aún no tienen la dicha de conocerte,
para que inunden su ser con la intensa fe que siento yo por ti.

Señor, ten piedad de mí. Jesucristo bendito, ten piedad de mí.
Señor, ten piedad de mí. Jesucristo, óyenos. Jesucristo, escúchanos.
Padre Celestial, que eres Dios, te ruego, ten piedad de mí.
Dios, Espíritu Santo Universal, ten piedad de mí.
Bienaventurada María, Reina absoluta de los Mártires, ruega por mí.
San Expedito, apoyo fiel de los que esperan en ti, ruega por mí.
San Expedito, fiel siervo de Dios por siempre, ruega ante Él por mí.
San Expedito, que todo dejaste para ganar a Jesús,
ruega ante Él por mí para que te de potestad
de atender mi pedido de urgencia.
Amén.

San Expedito es venerado por socorrer de inmediato las suplicas de sus fieles seguidores y de todo aquel que a Él, por recomendación, acude con fe a hacerle su urgente y difícil petición.

Esta oración a San Expedito novena, debe hacerse una vez por día, por nueve días seguidos. La hora es algo que puede ser a elección, mas sin embargo, en la mañana, justo después de levantarse, es lo más indicado, ya que a tal hora; el cuerpo, el alma, y el corazón, están en un punto de relajación idóneo para trasmitir toda esa fe que sentimos, pedir los anhelos que se quieren materializar y se ofrenda con toda claridad.
Culminada cada oración de la novena de San Expedito el Santo de lo imposible, debe rezarse un Padrenuestro, un Avemaría, y hacerse la Señal de la Cruz.


Como se es prometido en la oración a San Expedito, se debe agradecer su intercesión ante Dios por nosotros para que esa urgencia que le hemos clamado sea concedida manifestándose con rapidez y tan perfecta como la Gloria de Dios; hablando a otros de Él y de sus milagrosos socorros, o compartiendo su poderosa oración para urgencias. Promesa que se puede comenzar a cumplir desde que se inicia su oración, como cuando ya la petición ha sido materializada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies