Oración a Santa Marta para casos imposibles

¡Oh Santa Marta dichosa!,
Mi santa Marta milagrosa
me acojo a tu amparo y protección
entregándome a ti en este día,
para que me ayudes en mi tribulación,
y en prueba de mi gran afecto
y seguro agradecimiento,
prometo serte fiel seguidor,
rezarte más a menudo con fervor
y me ofrezco para propagar tu devoción.
Consuélame en mi pena y amargura,
te lo suplico por la inmensa dicha
con que se alegró tu corazón
al hospedar en tu casa de Betania
a Jesús nuestro Único Salvador;
intercede por mí en este momento de aflicción
para que conserve siempre en mi corazón
a nuestro Dios Padre Creador,
para que viva continuamente en su gracia
y rechace toda ofensa contra El con ardor,
para que sean mis penas remediadas
y en especial esta que ahora me atormenta:
(hágase la petición).
Te suplico me ayudes a vencer las dificultades
con la fortaleza con que venciste,
con tesón y por el poder de la Cruz,
al dragón que tienes rendido a tus pies,
te suplico me atiendas y ayudes,
no desoigas mis súplicas ardientes
para que pueda seguir siempre adelante
sin amarguras que me atormenten.
Así sea.
Rezar el Credo, tres Padrenuestros,
tres Avemarías y tres Glorias.
Hacer la oración y los rezos siete días consecutivos.

Sucesos imposibles e irremediables no son compatibles con nuestra realidad, observar personas con enfermedades muy serias o circunstancia seriamente complicadas en algo que como humanos no vemos solución, pero aquí es el momento de creer, aunque sea seriamente difícil, Dios puede por lejos  sanar, cambiar y transformar, él es Dios.

Marta es un ejemplo de milagros imposibles, fiel discípulo de Jesucristo presencia la muerte de su hermano, mientras el Señor no se encontraba con ella. Al llega esté ella le reclama que si él hubiera estado, nada habría sucedido, pero Cristo Jesús le recalca que debe creer en la gloria de Dios y su hermano saldrá del sepulcro. Su hermano era Lázaro y este es uno de los episodios más fabulosos en los evangelios y quizá el mayor de los milagros de Cristo en su vida.

Como Marta pudo recibir semejante obra, de tener a su hermano, el cual según los mismos relatos luego estaba en la mesa como uno más, ya que el Señor fue tan grandioso que no dejó siquiera rastro malo en él.

Ora con todo el corazón a Marta sin importar lo difícil que sea la situación o lo lejos que estés de creer que será posible, solamente pídele que como hace 2000 años le reclamo al Señor porque su hermano había muerto, ahora le dirá que obre en tu vida, de la manera que necesitas, sin importar lo imposible y descabellado que parezca, Dios es Dios.

Cristo tiene el poder de hacer ese milagro, sólo es cuestión de nosotros llegar  a él para que esté lo ejecute y en el nombre del Dios Todopoderoso su gloria se manifieste, sin pensar en alguna frontera o lineamiento en esta tierra.

Vamos, en la oración de Santa Marta para casos imposibles, deja a esta gran mujer que dialogue con el Altísimo por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies