Oración a Elegguá para el dinero

Elegguá, yo te invoco, Señor y dueño de todos los caminos,
de las oportunidades y de la buena fortuna en nuestras vidas,
te ruego despejes los obstáculos de mi camino,
Iluminalo de noche y de día,
permitiendo así que mi trabajo
y negocio sean exitosos,
estén en constante progreso
y colmados de abundante dinero.

¡Elegguá! Fuerza poderosa de la vida,
defiende mi negocio como una fortaleza
Para que no se acerquen a él,
falsos testigos ni embaucadores.
Procura en mi la digna labor
y el gran honor de poder ser mi guía
y luz en los caminos al éxito,
Dame tus bendiciones para que nada me afecte
física o emocionalmente
y sea yo más fuerte,
Con humildad y fervor te pido:
concédeme los favores que hoy a ti imploro.
Haz que la prosperidad y la dicha
lleguen a mi alma, a mi hogar, a mi trabajo y a mis manos.
Haz que los caminos del bienestar
y la felicidad estén siempre abiertos para mí,
abre mis caminos al éxito
y cierra por siempre mis puertas al fracaso.
Permite que en mi rumbo no sienta yo inseguridad alguna
Intercede por mí para que no me alcance traición ni ofensa de nadie.
Que no haya más garantía, que mi capacidad y destreza,
transformándose en gran estima.
Gracias a luminosidad que tú mantienes
en mi camino a la prosperidad
Amén.

Esta oración a Elegguá para el dinero, siempre y cuando se haga con fe, es muy efectiva y rápida gracias a la consagrada facultad que le ha sido otorgada a Elegguá, como abridor de caminos para la prosperidad, el dinero y el éxito a todo el que a él, recurra a pedírselo.

3 días seguidos; comenzando un lunes en la mañana, y terminándola un miércoles también en la mañana, son las veces que debes rezar tan milagrosa oración a Elegguá para conseguir dinero. Enciende una vela blanca, tanto el día que comiences con tus oraciones, como los otros 2 días más.

Si bien solo orándole con fe, Elegguá obrara en tu pedido, si está en ti serle agradecido por el favor del que tienes la convicción él te hará; coloca junto a su imagen o estampa, cualquier dulce como ofrenda, dejale frente a él por esos 3 días, y cuando esa 3era vela se termine, lleva y deja el dulce, en un frondoso bosque, campo o parque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 Máximo de caracteres

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies