Oración a San Benito de Palermo

El Señor conoce tu corazón, tu problema, tu necesidad y cuanto quieres superarla, por eso no te preocupes. A veces Dios no responde tan rápido como deseamos o de la manera en que necesitamos, puede ser porque su voluntad no es la misma que la nuestra o que necesitamos un intercesor, un santo.

San Benito de Palermo es un gran ejemplo de Santo, sobre todo para que las personas que viene de una tierra extraña  y llegan a una nueva, pue si bien él no era extranjero en la Italia de aquel entonces, si era hijo de esclavos africanos y su color de piel lo hizo motivo de discriminación., pero no por ello este hombre dejó de seguir a Cristo y su legado y humildad trajeron varios milagros, entre ellos curaciones milagrosas.

Este gran santo es un gran intercesor ante el trono del altísimo, en especial con aquellas personas que son ultrajadas por pertenecer a otra raza o venir de una tierra lejana. Así que si tú mismo eres uno de los que sufre por esta causa no dudes que San Benito de Palermo llevará a lo más alto del cielo tu oración.

No dudes en poner tu necesidad por medio de San Benito ante el trono de Dios, ten por seguro, que este se apiadara de ti y de todo lo que te molesta o incomoda en este momento.

Dios es el ser supremo, increíblemente poderoso, por ello ninguna necesidad, problema, maleficio y demás cosas sobrepasan su gracia y gloria. Por ello no dudes en poner ante los pies del Todopoderoso lo que verdaderamente te incomoda y veras como él obrara y  más rápidamente si es con la intercesión de San Benito de Palermo.

No le cuentes a Dios lo terribles que son tus problemas, dile a todas tus cargas lo grande que es el poder del Dios Todopoderoso.

Glorioso San Benito,
Esplendor de la Orden Franciscana,
ejemplar de virtudes, espejo de santidad,
refugio de afligidos y medico celestial,
que dais vista a los ciegos,
salud a los enfermos y vida a los muertos,
suplicaos Santo mio os digneis admitirme
por uno de vuestro siervos y
rogueis a la Divina Majestad
me asista siempre con sus auxilios o
para salir de la culpa si estoy en ella o
para perseverar en al gracia.

Alcanzadme tambien Santo mio
entera salud y la gracia especial
que os pido en esta oracion
(pedir la gracia)
si conviene para la gloria de Dios
y bien de mi alma o
si no una perfecta resignacion
a su divina voluntad.
Amén.

Virtuoso padre san Benito,
glorioso maestro de la vida espiritual
hombre justo lleno de bondad y caridad,
fiel servidor de Jesucristo,
que hallaste consuelo y paz
en la oración, en el silencio, en el monasterio,
lleno de un espíritu invencible en la fe
e inquebrantable en la esperanza,
y un corazón pleno de amor a Dios y los hombres,
te invocamos para que nos alientes
con tu dulce y valiosa presencia
y nos concedas protección y amparo en nuestras vidas.

Tú que siempre das ayuda cuando se te invoca
y eres poderoso intercesor ante el trono del Altísimo,
te ruego apartes de mí los peligros que me acechan,
y me obtengas de Dios los favores que preciso.

San Benito, terror de los demonios,
por el poder de la Cruz
aleja de mi toda influencia maligna,
resguárdame de envidias y de los ojos que me miran mal
líbrame de malas lenguas y habladurías,
de falsedades, traiciones y egoísmos,
y de toda aquella mala persona que sin escrúpulos
me desee algún mal y pretenda atormentarme;
presérvame te ruego confiadamente,
de maleficios, brujerías y hechicerías,
corta y disuelve todo trabajo de magia
que hayan enviado sobre mi o mi familia,
destierra todo lo que perjudique nuestras vidas.

Bienaventurado san Benito,
por tu poder ilimitado sobre los poderes del mal,
pongo en tus manos mis angustias,
libérame de todo mal y malicia
protégeme y aléjame de peligros y enemigos,
en especial de esto que tanta intranquilidad me causa:

(decir lo que se quiere conseguir).

¡Oh glorioso San Benito,
que venciste al demonio y triunfaste de sus engaños!
protege de un modo especial
a cuantos nos ponemos con filial cariño bajo tu amparo,
consíguenos lo que con fe pedimos en esta oración
y danos tu especial cuidado y defensa en esta vida,
guíanos para que sepamos practicar tus enseñanzas
e inspíranos amor y caridad para con el prójimo.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Así sea.

San Benito, ruega por nosotros,
y que tu bendición siempre nos acompañe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies