Oración a una madre fallecida

Madre, doy gracias a Dios por elegirte para mí.
Gracias por el maravilloso tiempo que anidé en tu vientre,
porque cuando en él dormía, tu voz me arrullaba como canción de cuna.
Gracias por darme tu sangre, por acariciar tu vientre;
porque la sola idea de imaginarme como sería, te hacía feliz.
Gracias por velar mi sueño, por no cuidar mis caídas, sino motivarme a levantarme.
Gracias, porque tu sola mirada bastaba para hablarme.
Gracias, porque aunque tu vida era frágil, siempre sonreías.
Gracias por enseñarme que nunca es tarde para prepararse y aprender cosas nuevas.
Gracias por dejarme descubrir, que detrás de tu carácter firme,
existía un noble corazón rebosante de amor, por servir a quien te pide tu mano.
Gracias, porque hasta el último momento diste buen ejemplo de valentía y fortaleza,
y que hasta el día de hoy, Dios te lo sigue recompensando en el cielo.

Señor Jesucristo, Hijo de Dios,
que quisiste tener una madre en la tierra,
mira con ojos de compasión a tu sierva (nombre de la madre),
a quien has llamado del seno de nuestra familia.

Bendice el amor que siempre nos tuvo en la tierra
y haz que desde el cielo,
pueda seguir ayudándonos.

Toma bajo tu protección misericordiosa
a nosotros a quienes ella a tenido que abandonar en la tierra.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

Continuamente te rezamos, Señor, por nuestra madre.
La recordamos con paz y con amor ante Ti,
seguros de que ella vive,
como estamos seguros de que vives Tú
y de que tu amor dura para siempre.
La recordamos cuando estaba entre nosotros…
A veces, nos parece sentir el calor y el sosiego
de su presencia protectora
como cuando vivía aquí,
mucho más para nosotros que para sí misma.
Dale, Señor, tu amor, dale tu vida. Dale tu paz.
Tenla muy cerca de Ti.
Sea feliz y ruegue ante Ti por nosotros.
Ayúdanos a vivir lo que ella nos enseño,
más con amor que con palabras.
A rezarte como ella, a quererte como ella,
a hacer de Ti y de los demás, igual que ella,
el sentido de nuestra vida.
Y si por descuido o por debilidad en algo te faltó,
perdónala, Tú que sabes lo que es ser Padre y Madre
y conoces como nadie el amor y el perdón
sin medida ni límites…
Perdónale sus faltas por lo mucho que amó a todos.
Gracias, Señor, por esta oración que nos llena de paz
en el recuerdo de nuestra madre.
Amén.

Muchos dolores se presentan en la vida, algunos son débiles, otros moderados, pero algunos son tan fuertes que muchas personas no son capaces de seguir adelante con ellos a cuestas. Uno de los peores es la perdida de una madre, tan bello ser que hasta el mismo Dios, siendo Dios quiso tener uno.

Las enfermedades, la edad y en la peor de las circunstancias la guerra y delincuencia, son factores que nos arrebatan a los seres más hermosos de la tierra, dejando un profundo dolor y vacío, para sus seres queridos, en especial sus hijos, más si estos son niños, que la mama siempre es lo más grande.

Por ello es hora de orar cuando esta mujer tan bella y hermoso como es la mamita de cada quien parte de este mundo, solo queremos que donde este, se encuentre bien y le suplicamos a nuestro Señor Jesucristo que la tenga junto a Él en su gloria, dándole cada una de las cosas que le faltaron aquí en la tierra y aliviando los dolores que tuvo en vida.

El Señor Jesúsjamás desampara a un hijo por su madre, el mismo quiso tener una como se mencionó y entre sus designios nombró “Honrara padre y madre” y también dijo “quien honre y respete a sus padre, tendrá larga vida y su oración será escuchada”. Por esta razón no temas que Cristo Jesús pondrá lo más alto posible a esa bella mujer que te trajo al mundo.

También es importante pedirle al Señor que nos de fuerza ante semejante perdida, ya que perder al sermás fabuloso que nos ha puesta en el camino. No es nada fácil, ni siquiera para el más duro de todos los hombres.

Jesús cuida de nuestras mamitas en el cielo y permite que nos proteja cada día, por siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 Máximo de caracteres

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies