Oración para mi esposo fallecido

Oh Padre Celestial, que te has llevado a tu Reino a mi amado esposo,
abre para él tus misericordiosos brazos y tenlo siempre a tu lado
Confórtame Señor, el corazón y el alma,
dándoles la certeza de que me reunirás con mí adorado esposo,
cuando tu bendita gracia así lo dispongas

Ahora que no te tengo a mi lado, querido esposo,
compañero de gran parte de mi vida,
Con quien compartí alegrías, penas, gozos y dificultades
Me queda el consuelo de que el Creador,
te hará llegar todas mis invocaciones,
mis sentimientos y pensamientos para contigo.

Me queda el alivio de que te permitirá saber de mis buenas obras en el mundo,
obras para a Él agradar, y por ellas, en mi partida de esta tierra,
a su Reino yo podre entrar.

Me queda el consuelo de que te hará saber,
que mi resignación ante tu pérdida no ha sido por falta de amor hacia ti,
ni porque no te extrañe con todo mi ser
Sino que ha sido por la fe que tengo,
en que en su tiempo perfecto,
Él, Nuestro Padre Omnipotente,
me llevara a su lado, y al tuyo por la eternidad.

Amén

Toda perdida de un ser querido es intensamente dolorosa, y entre las de mayor intensidad esta la pérdida del esposo.

Ya sean pocos o muchos los años que una mujer haya podido disfrutar del matrimonio, perder el ser, que Dios dispuso para que fuese su marido y a quien ella se permitió amar con todo de sí, será un pérdida irreparable y en muchos de los casos, si esa viuda no cuenta con seres cercanos que le trasmitan su luz y apoyo, puede llegar a ser una perdida muy difícil de superar.

Buscar de Dios es la mejor de todas las opciones para absolutamente todo cuanto nos aflige, por ello, si desafortunadamente tú, te has quedado viuda, o lo ha quedado alguna mujer cercana a ti, darle a que rece este corta pero poderosísima oración para mi esposo fallecido, traerá a toda viuda el consuelo que su corazón y ser, tanto necesitan en este justo momento.

Esta oración para esposa viuda, puede ser rezada, tantas veces te lo pida el alma o hasta que sientas en tu ser, que cada una de esas palabras que has expresado desde lo más profundo de tu corazón a Dios y a tu esposo fallecido, han sido escuchadas, o hasta que tu alma se sienta reconfortada con la gracia de Dios nuevamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 Máximo de caracteres

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies